Autoridades evitan la distribución de más de millón y medio de dosis de estupefacientes

Las efectivas operaciones coordinadas adelantadas por las Fuerzas Militares de Colombia y autoridades de Panamá y Estados Unidos, permitieron la incautación de 625,7 kilogramos de clorhidrato de cocaína en la región Caribe colombiana.

La primera operación se dio a 40 millas náuticas al noroeste de Santa Marta (Magdalena), en donde unidades de la Estación de Guardacostas de Santa Marta de la Armada de Colombia y unidades del Comando Aéreo de Combate No. 3 de la Fuerza Aérea Colombiana, con información de valor de la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur de Estados Unidos, adelantaron una persecución de una lancha tipo go fast que al parecer en su interior llevaba aproximadamente 550 kilogramos de alcaloide. Al notar la presencia de las autoridades, sus tripulantes arrojaron el alijo al mar y emprendieron la huida.

Paralelamente en la subregión del Golfo de Urabá, unidades de la Estación de Guardacostas de Urabá y tropas del Batallón de Infantería No. 47 del Ejército Nacional, guiados con información de inteligencia naval, se desplegaron hasta el muelle del municipio de Triganá (Chocó), donde ubicaron una embarcación artesanal con tres costales blancos a bordo. Al interior de los sacos fueron hallados 59 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

La tercera incautación se produjo a siete millas náuticas de Capurganá, Acandí (Chocó), cuando unidades adscritas a la Fuerza Naval del Caribe, orientadas por unidades aeronavales de Panamá, lograron interceptar una lancha tipo Go Fast que transportaba 14 kilogramos de clorhidrato de cocaína y cerca de dos kilogramos de marihuana ocultos entre su estructura. Los tres sujetos de nacionalidad panameña que tripulaban la motonave, fueron capturados.

Con estas incautaciones, se evitó que más de 1 559 250 dosis fueran comercializadas en el Caribe, impactando así las finanzas de las organizaciones al servicio del narcotráfico en más de 21 millones de dólares.