Capturado un indígena señalado de abusar sexualmente de una niña de 12 años en resguardo de córdoba.

La Policía Nacional de todos los colombianos, a través de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, en zona urbana de la ciudad de Montería (Córdoba), capturó a un hombre indígena de 25 años de edad, señalado de abusar de una menor de 12 años, ambos del resguardo indígena Zenú ubicado en el municipio de Tuchín (Córdoba).

A partir de la denuncia de los padres de la menor, se desarrolló una exhaustiva investigación de la conducta punible de este depredador de menores, quien era miembro del resguardo indígena Zenú, y que habría llevado a la niña contra su voluntad y sin consentimiento de los padres, desde la ciudad de Montería, hasta el asentamiento ubicado en el municipio de Tuchín (Córdoba), en donde la obligaba a satisfacer todo tipo de aberraciones.

Durante el proceso investigativo se evidenció que el imputado, habría amenazado y agredido a la víctima física, psicológica y sexualmente por más de un año. Este sujeto, aprovechó la cercanía y confianza brindada por los padres de la menor de edad, para desarraigarla de su núcleo familiar y cometer su actividad criminal convirtiéndola en su esclava sexual.

Como “Omar”, es conocido este agresor que una vez se ganó la confianza de los padres de la menor, les solicitó trabajo como vendedor de tintos, y a su vez hospedaje manifestándoles que no tenía como pagar otro lugar donde dormir en las noches; una vez instalado en el domicilio, aprovechaba cuando los padres de la niña salían a trabajar, para amedrantar a la menor con un cuchillo y obligarla a tener todo tipo de relaciones sexuales, esta situación según el testimonio de los padres y la información recopilada mediante entrevistas forenses y valoraciones medico legales, se venía presentando constantemente, hasta el punto aberrante en el que la niña llegó a convertirse en su juguete sexual.

Fueron tres meses de investigación, en los que funcionarios del Grupo Investigativo contra Delitos Sexuales y la Familia, desplegaron actividades judiciales como entrevistas, inspecciones judiciales, búsquedas selectivas en bases de datos y reconocimiento en álbum fotográfico, tendientes a ubicar y dar con la captura de este individuo.

Con el desarrollo de la operación se logra restablecer los derechos de la niña, que fue trasladada a una fundación en la ciudad de Cartagena, con el fin de evitar que fuese nuevamente víctima de alias “Omar”, quien mantenía constantes acosos sobre ella y amenazaba a su familia argumentando públicamente que la menor era su “mujercita” y que deberían entregársela o que los asesinaría.

El indiciado fue dejado a disposición de la Fiscalía General de la Nación, quienes ante un juez de control de garantías le imputaron cargos por el delito de acceso carnal violento agravado en concurso homogéneo y sucesivo, por el cual podría pagar una pena que oscila entre los 18 y 23 años de prisión sin ningún tipo de beneficio.

Actualmente, la Fiscalía General de la Nación continúa con el proceso investigativo para comprobar si este sujeto incurrió en la comisión del delito de trata de personas y o secuestro, en este repudiable caso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.