Con patrullajes combinados se avanza en el restablecimiento de la normalidad en Cali

750 hombres y mujeres policías y más de 1.600 hombres del Ejército, conforman un dispositivo especial de control que se encuentra activo en 10 sectores de la capital vallecaucana, donde se están intensificando las acciones operativas para prevenir la comisión de delitos y la alteración del orden público.

Desde su implementación y con apoyo de las patrullas del cuadrante ha sido posible la captura de 16 personas por diferentes delitos, así como la incautación de nueve armas de fuego y estupefacientes.

“Se crearon varios grupos especiales de posicionamiento en varias comunas de Cali. Es por ello por lo que tenemos en este momento 10 reacciones motorizadas, acompañadas con 10 puestos de control.
Gracias a este dispositivo se han logrado 16 capturas, la incautación de 9 armas de fuego y estupefacientes”, aseguro el Brigadier General Juan León, Comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Por su parte, el Juzgado 28 Penal de Cali, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento intramuros en contra de siete personas por el delito de tenencia, fabricación y tráfico de sustancias u objetos peligrosos que les imputó la Fiscalía.

Se trata de Laura Susana Toro Cifuentes Cristian Dubán Granada Villamil, José Miguel Ramírez Angulo, Jonathan Mauricio Conta García; Jefferson Andrés Jaramillo Tabares, Carlos Andrés Lasso Urrego y Jonny Esteban Orozco Escobar.

Estas personas fueron capturadas en flagrancia el pasado 26 de mayo por patrullas de la Policía Metropolitana de Cali, cuando se movilizaban en un vehículo por la calle 72T con carrera 28F, barrio Poblado I, oriente de la ciudad. Según lo establecido los detenidos al parecer se dirigían al sector conocido como Maderas, bloqueado desde el pasado 28 de abril, en el marco del paro nacional.

Durante la requisa, los uniformados les incautaron una pistola traumática marca Blow TR92K con dos proveedores, cada uno con 18 cartuchos; una pistola traumática marca Firat Magnun 9 milímetros, con dos proveedores, cada uno con 27 cartuchos; una pistola traumática marca Retay X con 18 cartuchos; 6 bolsos con caretas, 5 gafas aislantes, 4 pares de guantes de alto grosor, 2 pasamontañas de color negro, 2 botellas de vidrio, un tarro de alcohol y cuatro de gasolina, un rollo de gasa, un rollo de esparadrapo y papeletas de pólvora. Se presume que estos implementos serían usados para la fabricación de bombas molotov y siete teléfonos celulares.

En las audiencias concentradas, un fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) presentó evidencias que demostrarían que los hoy procesados supuestamente estaban promoviendo actos de vandalismo y bloqueos en esa zona de la capital vallecaucana. Ninguno de los procesados aceptó el cargo. Entretanto, el juez dispuso la cárcel de Villahermosa como sitio de reclusión para los hombres y la cárcel de Jamundí para la mujer.

Por otro lado, después de haber restablecido el flujo vehicular en el sector de Meléndez, varias personas intentaron obstruir las vías nuevamente. Sin embargo, la presencia sostenida de los uniformados garantizó la continuidad de la movilidad y la tranquilidad de los ciudadanos.

Las intervenciones realizadas han contado con el acompañamiento de la Alcaldía Municipal, Ministerio Público y Ejército Nacional no siendo necesaria la utilización de la fuerza ni el uso de agentes químicos.

Con respecto a las actividades de asistencia militar, se avanza en la recuperación de la movilidad vial en el departamento del Valle. Puntos como la glorieta de Anserma Nuevo, la intersección de Bugalagrade y el sector de 7 curvas en el municipio de Vijes, recuperan su movilidad gracias a la labor de patrullajes realizada por tropas del Ejército Nacional en coordinación con la Policía Nacional.

“Simultáneamente las tropas continúan ejerciendo presencia y seguridad en más de 30 puntos de activos estratégicos regionales, se mantiene el ímpetu en el pie de fuerza de nuestros 1.600 hombres destinados a la asistencia militar, 4.200 hombres garantizando la cadena productiva y otros 925 infantes de marina como apoyo de la Armada Nacional en labores de seguridad en Buenaventura, a la par de toneladas de víveres y suministros de primera necesidad transportadas en aeronaves de la Fuerza Aérea a este terminal portuario”, aseguró el Mayor General Álvaro Pérez Durán, comandante del Comando Conjunto N° 2 del suroccidente colombiano.

Finalmente, en un sencillo acto de agradecimiento con el trabajo de la Policía, la comunidad de Cali entregó a cada uno de los hombres y mujeres policías un escapulario con mensajes de solidaridad como una invitación a continuar firmes contra la delincuencia y seguros de su importante labor en el país.