Integración Social fortalece la articulación con ACNUR para dar respuesta a población migrante, refugiada y retornada

La presencia de ciudadanos venezolanos a la ciudad de Bogotá que se estima hoy en 350.000 personas, de las 2 millones que se encuentran en Colombia, y el reciente Estatuto Temporal de Protección para Migrantes venezolanos expedido por el Gobierno Nacional para esta población, motivaron una reunión de alta importancia entre la Secretaría Distrital de Integración Social, SDIS, y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, en la cual se establecieron los retos y demandas de la Administración Distrital para sostener los servicios de atención humanitaria y de medios de vida que se anticipa se acrecentarán con la llegada de un número grande de migrantes.

“Los asuntos de migración con impacto local y nacional deben asumirse con esfuerzos globales porque si bien tienen impacto local deben entenderse como retos nacionales que suponen una gestión de importantes recursos para efectos de ampliar coberturas. La SDIS asumió con total responsabilidad los retos de la pandemia dando respuesta a cada demanda y necesidad de la población venezolana, pero es perentorio que la inversión y ayuda internacional inicie primero en Bogotá porque se advierte que un mayor número de personas provenientes de ese país ingresen a Colombia y concretamente a Bogotá en los próximos meses”, indicó Julián Moreno, subsecretario de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Adicionalmente con la pandemia las necesidades de la población migrante aumentaron. Por ello se creó el proyecto de inversión – 7730 “Servicio de atención a la población proveniente de flujos migratorios mixtos en Bogotá”, puesto en marcha desde el mes de junio del 2020, fortaleciendo los servicios ofertados por la entidad atendiendo así a 13.304 personas migrantes en la vigencia 2020. Para los meses de enero y febrero de 2021 se han atendido a 1.906 personas.

El director territorial Miguel Barriga, indicó que con la expedición del nuevo Estatuto para la población migrante se advierte que los flujos migratorios aumentarán y se estima que podrían estar llegando 250.000 personas más a la capital del país, por lo que se requiere del compromiso del gobierno nacional para el desarrollo normativo, la arquitectura institucional y mayor presupuesto para la inversión en la respuesta.