Mas de 33 mil uniformados ingresaran a las principales ciudades para garantizar su seguridad

El Ministerio de Defensa y la Policía Nacional, indicaron que contará con 33.000 uniformados más dedicados exclusivamente a fortalecer la seguridad ciudadana en Colombia, en respuesta a los requerimientos de los habitantes del país que demandan mayor tranquilidad.

Uno de los propósitos principales de dicha estrategia tiene que ver con la focalización de acciones para la prevención, disuasión y disrupción del delito en 960 microterritorios de todo el país, donde se concentra la mayor cantidad de delitos que más afectan a los ciudadanos, en particular los homicidios y las lesiones personales.
 
Con este objetivo, para este año se tiene prevista la incorporación de 10.500 policías que irán a las calles del país, lo que representa un aumento de 4.000 uniformados más de los que estaban proyectados, y para el 2022 ingresarán otros 10.500 para un total de 21.000, que tienen la misión de garantizar mayor seguridad y mejorar las condiciones de convivencia.

Así mismo, de los 5.000 policías que se graduarán este año como patrulleros y subtenientes, 1.500 pasarán a fortalecer el pie de fuerza en Bogotá, específicamente destinados a labores de investigación criminal, con el propósito de consolidar la lucha frontal contra la delincuencia. 

Adicionalmente, 7.000 integrantes de la Institución, que actualmente desempeñan funciones administrativas en oficinas, como operadores del Centro Automático de Despacho (CAD) o encargados del archivo de documentos, entre otros, serán enviados a las calles a cumplir labores de vigilancia. La Policía Nacional iniciará este plan con 1.000 de ellos y los 6.000 restantes se coordinarán con los alcaldes del país.

En cuanto a los auxiliares de policía, que prestan un servicio de trascendental importancia, la planta, que actualmente está integrada por más de 9.000 hombres y mujeres, se incrementará en 15.000 en este año para un total de 24.000, gracias a un plan de trabajo que se adelantará con las alcaldías. Lo anterior, en complemento a los 33.000 uniformados que fortalecerán la estrategia de seguridad en las calles.

Por otra parte, en cumplimiento de la Política Marco de Convivencia y Seguridad Ciudadana y en coordinación con los mandatarios locales, se dará inicio a la implementación del plan de transición de los policías de tránsito para que se incorporen al nuevo modelo de vigilancia en las mismas jurisdicciones en las que actualmente desempeñan su labor. Estos uniformados serán reemplazados por funcionarios que dependen de las administraciones municipales.