Ministro de Defensa da a conocer los cabecillas más buscados del país; los “símbolos del mal”

El Ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, lanza la campaña ‘Símbolos del Mal’, una estrategia que busca visibilizar a los cabecillas de los grupos armados organizados para que sean plenamente identificados y denunciados por la ciudadanía.

Se trata de los criminales más buscados del país, cabecillas del Ejército de Liberación Nacional (ELN), de las disidencias de las Farc y de otros grupos como ‘Los Pelusos’, todos responsables de cometer acciones narcoterroristas contra la población civil.

Para el ministro, estos ‘Símbolos del Mal’, son los enemigos en común que tienen todos los colombianos. “ellos son los responsables de los principales problemas que aquejan a Colombia, como el narcotráfico, reclutamiento de menores, explotación sexual, abortos forzados entre otros crímenes, por eso aumentamos la recompensas y los seguimos buscando sin tregua para entregarlos a la justicia”.

Es así, como el Gobierno del Presidente Iván Duque decidió aumentar las recompensas económicas por estos criminales. Por los cabecillas del ELN se ofrecen hasta 4.000 millones de pesos y por los cabecillas de las disidencias de las Farc, hasta 3.000 millones de pesos.

Algunos de estos cabecillas no se encuentran en el país, pero entran también a la lista de los símbolos del mal, más buscados y peligrosos como por ejemplo Gabino, Iván Márquez, Pablo Beltrán y alias el Paisa entre otros.

De esta manera, cabecillas como alias ‘Gabino’ del ELN pasa de tener una recompensa económica de 2.325 millones de pesos a 4.000 millones de pesos, mientras que alias ‘Iván Márquez’ pasa de 2.325 millones de pesos de recompensa a 3.000 millones de pesos.

A estos montos se suma lo ofrecido por el gobierno de los Estados Unidos: diez millones de dólares por alias ‘Iván Márquez’, cinco millones de dólares por alias ‘Carlos El Puerco’, dos millones y medio de dólares por alias ‘Romaña’ y cinco millones de dólares por alias ‘Otoniel’, quién fue capturado el pasado 23 de octubre, en medio de una de la operación ‘Osiris’, una de las más grandes ejecutadas por nuestras Fuerzas Militares y la Policía Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.