Nuevo golpe contra el Clan del Golfo en la frontera deja 5 criminales neutralizados y 5 capturados

Al término de un consejo de seguridad en la capital de Santander, el ministro de Defensa Diego Molano Aponte anunció que en desarrollo de la campaña militar y policial Esparta contra el Clan del Golfo, unidades de la Policía Nacional en coordinación con el Ejército, la Fuerza Aérea y la Fiscalía General de la Nación, se logró la neutralización de 5 delincuentes pertenecientes a la subestructura Luis Orlando Padierna Peña del mencionado Grupo Armado Organizado, incluyendo al cabecilla principal, alias “Diego” o “Cuatro cuatro”, y a alias “Crosty”, cabecilla de escuadra, mientras se avanza en la identificación de otras tres personas. También fueron capturados 5 criminales más.

“Es un golpe contundente contra esta organización criminal que estaba afectando especialmente la frontera con Venezuela, cerca a Cúcuta desarrollando acciones como desplazamiento forzado, reclutamiento forzado, homicidios colectivos, amenazas a líderes sociales y tráfico de estupefacientes. La comunidad de esta zona se encontraba entre la disputa territorial entre el Clan del Golfo y el ELN”, aseguró el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte.

Simultáneamente se hicieron efectivas cinco capturas, una por orden judicial y cuatro en flagrancia. Entre los detenidos figura Julio Antonio Díaz Urango, alias “Boina”, tercer cabecilla del Clan del Golfo en la zona y jefe armado del grupo delincuencial, quien resultó herido.

En el sitio fue incautado un poderoso arsenal, consistente en:

8 fusiles, 1 ametralladora, 2 pistolas, 3 granadas de fragmentación, 24 proveedores para fusil y 3 proveedores para pistola, además de equipos de comunicaciones, uniformes camuflados y brazaletes de las denominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

Alias “Diego o Cuatro Cuatro” contaba con una trayectoria criminal 10 años, fue cabecilla de una subestructura móvil del Clan del Golfo en Ituango, Antioquia; tras la captura de alias “Doce” el pasado 17 de febrero fue designado por “Chiquito Malo” y el propio “Otoniel” como cabecilla regional del grupo armado en Norte de Santander.

Frente a los compromisos del consejo de seguridad desarrollado junto a las Fuerzas Militares, de Policía y autoridades locales, el jefe de la cartera de Defensa aseguró que se mantiene la recompensa de 50 millones de pesos por información que conduzca a la captura de responsables de hechos vandálicos en la ciudad de Bucaramanga y demás municipios del departamento de Santander.

“La fuerza pública utilizará todas sus capacidades de inteligencia para evitar la financiación que el ELN busca financiar actividades criminales, acciones vandálicas o de violencia. Esto no lo vamos a permitir”, indicó el ministro Molano.

También anunció que se garantizará el dispositivo de toda la policía nacional de más de 950 hombres que desarrollaran sus actividades de prevención y protección en el área metropolitana. También se garantiza el máximo despliegue de asistencia militar por parte del Ejército Nacional para proteger los activos estratégicos del departamento y de Bucaramanga.