Presidente Iván Duque pide a la JEP abrir macrocaso de crímenes de guerra contra la Fuerza Pública

Tras un esfuerzo investigativo y académico de más de un año, el gobierno del Presidente Iván Duque presenta al país el informe ‘Aporte a la verdad: contexto de la Fuerza Pública para la memoria histórica’, un trabajo que resalta la evolución y fortalecimiento de la Fuerza Pública y los hechos bajo los cuales de forma sistemática sufrieron toda clase vejámenes que dejan a hoy, casi medio millón de víctimas entre soldados y policías.

Este informe es un capítulo invisible nunca ante tratado y que hoy busca aportar a la construcción de la memoria histórica, para esclarecer lo ocurrido en el marco del conflicto y así contribuir a la pluralidad, inclusión y reconciliación.

Durante el evento de lanzamiento del libro, el presidente de la República Iván Duque Márquez le pidió a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que abra un Macrocaso en el que se traten los crímenes de guerra cometidos por las Farc en contra de la Fuerza Pública y sus familias por medio del uso de armas no convencionales y prohibidas por los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

El informe iniciativa del Ministerio de Defensa, es fruto de más de un año de trabajo de los investigadores del Centro de Estudios sobre Justicia Transicional, Víctimas y Restitución de Tierra de la Universidad Sergio Arboleda; del Comando Conjunto Estratégico de Transición de las Fuerzas Militares y de la Unidad Policial para la Edificación de la Paz, el cual se suma a los más de 80 informes que desde el 2017 la fuerza pública ha entregado a los organismos que conforman el Sistema de Verdad, Justicia y Reparación y no Repetición.

Al respecto, el ministro de Defensa Nacional, Diego Molano Aponte, sostuvo que, si hoy las instituciones y la democracia se han mantenido, “es gracias a la defensa ejercida por los militares y policías, porque han sido ellos los que valoran la vida que otros desprecian; los que sobreponen la dignidad humana que otros omiten; los que construyen la paz que otros nunca han querido”.

De las 9’789.921 víctimas que existen en Colombia, 403.352 son integrantes de la Fuerza Pública –332.372 militares y 70.980 policías–, ciudadanos colombianos que han perdido sus vidas o que han sido violentados en su integridad, dignidad y humanidad.

“Han sido los grupos armados organizados, como las Farc, los protagonistas de la barbarie y crímenes de guerra contra la Fuerza Pública y la población civil. Nos preocupa que después de cinco años del acuerdo de La Habana, y faltando 10 años de su implementación, los reflectores solo estén en la Fuerza Pública y no en los verdaderos victimarios”, enfatizó el ministro.

El informe ‘Aporte a la verdad: contexto de la Fuerza Pública para la memoria histórica’, está diseñado en una producción audiovisual y un libro de 750 páginas que será de acceso público para los ciudadanos. A través de siete capítulos se ahonda en el papel de las Fuerza Pública en la confrontación armada, desarrollo formativo y doctrinal de los uniformados, la evolución de la política de derechos humanos y derecho internacional humanitario en el sector Defensa.

El liderazgo de la Fuerza Pública en la construcción de paz, es otro de los temas abordados en este informe de aporte a la verdad, por lo que el Presidente Duque resaltó que a lo largo de la historia de Colombia ha habido 16 esfuerzos de paz y en todos los soldados y policías han estado ahí presentes, leales para apoyar al país.

Uno de los capítulos que más resalta en la publicación es el que se dedica a los integrantes de la Fuerza pública como víctimas y a las graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH cometidas contra miembros de la Fuerza Pública, entre 1964 – 2018 con armas no convencionales prohibidas por los tratados internacionales.

En el evento se recordaron hechos como las tomas guerrilleras de Mitú, Miraflores y San Pablo que afectaron a los miembros de la fuerza pública y a sus familias, quienes también son parte de la sociedad civil.

El jefe de Estado exaltó que ha sido la Fuerza Pública la que cumple su misión con apego a la ley, por lo que aseguró que las actuaciones de algunos miembros que han manchado el uniforme no responden a una doctrina, pues al contrario siempre se ha tenido una política de cero tolerancia con las violaciones a los Derechos Humanos.

El documento fue entregado al historiador Rubén Darío Acevedo Carmona, director del Centro Nacional de Memoria Histórica, al magistrado Eduardo Cifuentes, presidente de la Justicia Especial para la Paz y a Francisco de Roux presidente de la Comisión de la Verdad. También asistieron otros representantes de los mecanismos del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y garantías de No Repetición, en un acto especial, llevado a cabo en el Parque Museo de las Fuerzas Militares, ubicado en Tocancipá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.