“Sanción a Rusia es un golpe duro al agro colombiano”  Rodolfo Correa

El sistema mundial de comunicación interbancaria SWIFT, es una plataforma que conecta a más de 11.000 organizaciones (financieras y no financieras) de más de 200 países. Según comunicación del Departamento de Estado de los Estados Unidos, este país en alianza con Alemania, Italia, Francia y Canadá han decidido excluir el Banco Central Ruso de la interoperabilidad bancaria global, lo que tiene profundas implicaciones al comercio internacional que se tiene con este país.

Uno de los sectores más afectados en Colombia sería el agropecuario, pues en el país importamos el 29% del principal  fertilizante agrícola -urea- desde allí y, adicionalmente, somos también exportadores de distintos productos agropecuarios hacia ese territorio.

Por ejemplo, señala Rodolfo Correa, en el caso de la carne, el año anterior exportamos casi 16.000 toneladas que costaron más de 63 millones de dólares, lo que convierte a Rusia en el primer consumidor internacional de carne colombiana. Pues bien, para el pago de ese intercambio  comercial se requiere que tanto quien venda como quien compre, tengan una cuenta bancaria y ambos deben tener el código SWIFT.
Una vez excluida la banca rusa de este código ya no habrá forma ni de enviar ni de recibir los pagos desde y hacia su sistema financiero, lo cual obligará a la apertura de nuevos mercados y a buscar alternativas para estas profundas consecuencias.

Además de estas afectaciones, otros sectores se verán también golpeados por la medida, como el banano, el cacao, el café, e incluso, el sector lácteo que venía creciendo en comercialización hacia ese país.

Según Rodolfo Correa, presidente del Consejo Nacional de Secretarios de Agricultura de Colombia: “la sanción internacional a Rusia expulsando sus bancos del sistema interbancario global SWIFT, tiene efectos gravísimos para el agro colombiano. No podremos pagar ni que nos paguen bienes comercializados con ellos. Lo cual constituye un duro golpe al PIB sectorial y a la producción nacional de alimentos”.
Desde la presidencia del Consejo Nacional de Secretarios de Agricultura se ha venido proponiendo al Gobierno nacional la adopción de medidas como la suspensión del IVA a la comercialización de  insumos agrícolas y un plan nacional de transición hacia el uso de abonos orgánicos como alternativa a la recuperación de la soberanía y autonomía en la producción de alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.