Vicepresidente-Canciller hace llamado a la unidad y solidaridad de los países para avanzar hacia el desarrollo sostenible

La cooperación internacional en la lucha contra el COVID-19, la reactivación de la economía en la región, las acciones del Gobierno colombiano para lograr un desarrollo sostenible y los retos por reducir la pobreza extrema y monetaria, fueron los ejes de la intervención virtual de la Vicepresidente y Canciller, Marta Lucía Ramírez, -este viernes- en la reunión de alto nivel de la ONU sobre países de renta media. 

En el encuentro, donde se abordaron las deficiencias y dificultades a las que se enfrenta este grupo de países, incluido Colombia, la alta funcionaria envió un mensaje de unidad para continuar trabajando de manera asertiva en la recuperación de los devastadores efectos que ha dejado la pandemia, y manifestó la necesidad de que la ‘Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible’ sea -hoy más que nunca- la hoja de ruta que guíe la acción colectiva de la comunidad internacional.

Al reconocer que en los países de renta media persisten retos significativos relacionados con la reducción de la pobreza, la crisis medioambiental y la desigualdad, la alta funcionaria hizo un llamado “para que las discusiones que se realizan no sólo aporten a la construcción de una nueva narrativa en materia de cooperación internacional, sino que se materialicen en acciones concretas, con sentido de urgencia”. Y enfatizó en que “el diálogo político es el mecanismo más apropiado para lograr que la cooperación conduzca al verdadero desarrollo, donde nadie se quede atrás”.
 
Así mismo, la Vicepresidente y Canciller aseguró que los países de renta media deben apelar al respaldo y la cooperación internacional, para superar las consecuencias del COVID-19 y centrar sus esfuerzos en avanzar en los planes de vacunación masiva. “Más allá de cualquier interés económico, la solidaridad tiene que expresarse en el sentido de salvar vidas”, dijo.